Bibliografía comentada de Ken Wilber

La conciencia sin fronteras

Aproximaciones de Oriente y Occidente al crecimiento personal. En esta obra Wilber, a partir de un diagnóstico que realiza sobre las debilidades y las fracturas de la personalidad humana, examina el espectro de la conciencia, explica el proceso evolutivo de ésta y presenta el conjunto de terapias que se dirigen a reintegrar las polaridades vida-muerte, sujeto-objeto, mente-cuerpo, razón-instinto y organismo-medio ambiente, síntesis indispensable para alcanzar la unidad.

 

El proyecto Atman

Una visión transpersonal del desarrollo humano. En esta obra compagina la psicología oriental y la occidental en una brillante exposición sobre el desarrollo de la conciencia, que tiene como meta la Conciencia. Partiendo de las raíces primitivas del concienciamiento, la conciencia va cruzando por los reinos tifónico, social, egóico-mentales, centáuricos, sutiles, causales y finales. Wilber propone el proyecto Atman de evolución y termina con una presentación sintética del libro tibetano de los muertos. En este libro se presenta el marco conceptual y teórico básico de la psicología transpersonal.

 

El espectro de la conciencia

Constituye excelente síntesis de religión, psicología, física y filosofía, para encuadrar un marco teórico científico y sólido encaminado a la descripción del universo. Retoma el pensamiento oriental y el occidental como enfoques que permiten una comprensión más cabal de la conciencia. Es el libro clásico que concilia en un solo cuerpo de doctrina a las dos grandes tradiciones de Oriente y Occidente. Presenta la idea de "conciencia" como una unidad de radiación luminosa que, al quedar sujeta a categorías espacio-temporales, produce una serie de "longitudes de onda".

 

Después del Edén

Una visión transpersonal del desarrollo humano. Es una obra interdisciplinar que combina la antropología, la psicología, la sociología y la historia de las religiones, para explicar el proceso evolutivo histórico de la humanidad. La historia se inicia con el mundo arcáico-primitivo, y cruza por estadios mágicos, míticos y lógicos, pero aún disociado y alienado de sus raíces. En este libro Wilber va más allá y apunta a los estadios superiores de la humanidad en un futuro, en el que pueda llegarse a lograr una síntesis de los puntos de vista de la ciencia y de la religión.

 

Psicología integral

Este libro ofrece una síntesis del modelo wilberiano, presenta una visión clara de la totalidad, del espectro del desarrollo de la conciencia y de sus niveles, a los que Wilber se refiere como pre-personal, intermedio y transpersonal. Asimismo, trata sobre las psicopatologías que se asocian a cada uno de estos estadios del desarrollo y los tratamientos psicoterapéuticos correspondientes.

 

Los tres ojos del conocimiento

La búsqueda de un nuevo paradigma. Esta obra es una de las piedras claves del pensamiento wilberiano en la que con miras a elaborar un modelo comprensivo de la conciencia y de la realidad. El autor se introduce en el ámbito de la ciencia, de la filosofía de la religión y de la psicología, para explicar las tres esferas del conocimiento humano, a las que se refiere como el reino empírico-sensorial, el reino mental-racional y el reino contemplativo-espiritual. Wilber plantea como "errores categoriales" el pretender analizar y comprender cualquiera de estos reinos con un "ojo del conocimiento" que no le corresponde.

 

Un Dios sociable

Trata sobre los grandes temas sociales, psicológicos y religiosos actuales, incluyendo entre éstos a los nuevos movimientos occidentales, el influjo de las tradiciones místicas, la quiebra de la religión "civil", la psicología de la experiencia religiosa, la meditación y el desarrollo moral. En esta obra se establecen los ámbitos de los distintos modos epistemológicos (sensorial, intelectual y contemplativo) y se proponen hipótesis, métodos, estrategias y verificaciones para aplicar a los problemas religiosos que hoy enfrenta la sociología.

 

Sex, Ecology, Spirituality. The Spirit of Evolution

Esta obra extensa, profunda y con el más puro rigor científico que caracteriza a Wilber, responde a los cuestionamientos filosóficos comunes a los seres humanos de todo tiempo y espacio: ¿por qué existimos?, ¿por qué estoy aquí?, ¿hacia adónde vamos?, ¿habrá algo que está sucediendo ahora en otro tiempo y espacio?, etcétera. Es un libro que habla de la evolución, de la historia del cosmos, de los holones -totalidades que conforman otras totalidades hasta el infinito-, de las ciencias naturales, las ciencias ecológicas, las ciencias de los sistemas y de la vida. Habla de la emergencia y la evolución de la mente, de la psique o de la noósfera. Trata el tema de los Dominios Divinos, del Orden Profundo y de su relación con el cosmos, con la biósfera y la noósfera.

 

Breve historia de todas las cosas

Se trata de una visión panorámica, escrita de manera sencilla y accesible, en el que el autor presenta su más reciente pensamiento. Examina el lugar que ocupan los seres humanos en el universo, siguiendo el curso de la evolución a la que contempla como despliegue del Espíritu, desde la materia hasta la vida y la Mente en donde el Espíritu se hace consciente de sí mismo. Toca una infinidad de temas esenciales del momento actual como la lucha entre los sexos, los movimientos de liberación, el multiculturalismo, la ecología y la ética ambiental, así como la colisión de las civilizaciones, el conflicto entre enfoques que tocan lo trascendente y lo espiritual.

 

El ojo del espíritu

Una visión integral para un mundo que está enloqueciendo poco a poco. Con base en su modelo sobre la conciencia, Wilber reescribe su visión sobre la psicología, la espiritualidad, la antropología, la cultura, el arte, la literatura, la ecología, el feminismo y la transformación planetaria. Teje todos estos elementos en una visión unificada sobre el mundo moderno y el posmoderno.

 

Cuestiones cuánticas

Escritos místicos de los físicos más famosos del mundo. En esta obra Wilber reúne escritos místicos de los científicos más eminentes de nuestro tiempo. Einstein, Heisenberg, Schrodinger, Jeans, Plank, Pauli y Eddington. Estos fundadores de la Relatividad y de la Física Cuántica comparten su visión mística de la realidad, en la que se pone de manifiesto como todos ellos llegan a una concepción trascendente del mundo en la que la dualidad materia-espíritu se trasciende. Dos aspectos importantes de esta obra son, el primero, la advertencia que hace Wilber sobre la tendencia actual de pretender ligar a la mística con el nuevo paradigma científico, sin percatarse que son dos caminos distintos para llegar a la verdad y que es precisamente por sus diferencias que pueden convivir y, el segundo, el hecho de que hombres de ciencia reconocidos mundialmente, lleguen a una concepción mística de la realidad como corolario de su postura crítica y no como producto de la irracionalidad.

 

El estado de conciencia absoluta

En este capítulo, Wilber presenta su visión sobre el estado de conciencia absoluta, retomando descripciones que sobre ésta se encuentran en el hinduismo, el budismo, el taoismo y el cristianismo. Sostiene que este estado de la conciencia se encuentra total y completamente presente y que es compatible con todos y cada uno los estados de conciencia a los que el ser humano tiene acceso, que éste no es un estado alterado de conciencia y que es algo que no se puede alcanzar porque es el ser humano ya lo tiene.

 

Un modelo evolutivo de conciencia

Un modelo evolutivo de la conciencia. En este capítulo se presenta el modelo wilberiano de la evolución de la conciencia en sus ámbitos inferiores, intermedios y supremos, la forma en que esta evolución opera, los tipos de procesos inconscientes a los que clasifica como: fundamental, arcaico, sumergido, incrustado y emergente. También se aborda el tema sobre la meditación y su influencia sobre lo inconsciente.

 

Psicología perenne: el espectro de la conciencia

Este capítulo describe los fundamentos de la psicología perenne y bosqueja un modelo de conciencia fiel y congruente al espíritu de esta doctrina universal. Al mismo tiempo presenta una amplia consideración a las intuiciones elaboradas por disciplinas típicamente occidentales como el psicoanálisis, la psicología del yo, el análisis junguiano, la psicología humanista y la psicología interpersonal, entre otras. El centro del capítulo es el modelo al que Wilber denomina "El espectro de la conciencia".

 

El ojo de la ciencia y el de la psicología transpersonal

Este capítulo trata sobre el problema que actualmente afronta la psicología transpersonal en cuanto a su relación con la ciencia. Wilber realiza un breve examen sobre la naturaleza de la ciencia, la naturaleza de la psicología transpersonal y la relación existente entre ambas. Retoma el pensamiento sobre los tres ojos del alma que propone San Buenaventura y sostiene que una exigencia imperativa para lograr cualquier tipo de conocimiento, es valorar a los tres ojos por igual, respetar el campo que a cada ojo le corresponde y adiestrar a cada uno de estos para que pueda ser adecuado a su campo de iluminación. 

 

Dos modos de conocer

Dos modos de conocer. Es un capítulo en el que Wilber describe el problema que presenta el conocimiento dualista al plantear una escisión en el universo entre el conocedor y lo conocido, el pensador y el pensamiento y el sujeto y el objeto. Sostiene que actualmente la ciencia, que surge de la revolución cuántica, potencialmente ofrece un tipo de técnica rigurosa capaz de desarraigar los dualismos, una metodología poderosa y persistente capaz de disolver las fronteras del conocimiento dualista y postula que la no dualidad es la Realidad, a la que define como el único nivel de conciencia que es Real.

 

El espectro del desarrollo transpersonal

El capítulo trata sobre las estructuras y los niveles que conforman el espectro de desarrollo de la conciencia, entre las que describe: (a) la visión lógica, un nivel dialéctico, integrador, sintético y creativo, (b) la estructura psíquica, nivel en el que se trascienden las capacidades perceptuales y cognitivas del individuo y se compara al "tercer ojo" y al sexto "chacra", (c) el nivel sutil al que describe como el asiento de los arquetipos reales, las formas platónicas, los sonidos sutiles y los éxtasis trascendentes, (d) el nivel causal como fuente no manifestada y sustrato trascendente de todas las estructuras inferiores y (e) el nivel último que es el despertar al Espíritu Absoluto.

 

La falacia pre/trans

Este capítulo describe el concepto de la falacia pre/trans que se desprende de la filosofía evolutiva de Hegel (Occidente) y Aurobindo (Oriente), así como de la psicología evolutiva de Baldwin y Piaget (Occidente) y el kundalini yoga (Oriente). Compara la noción del Omega de Teilhard de Chardin con el concepto de Aurobindo de impulso evolutivo hacia la supermente. Desde esta óptica describe las dos formas características de la falacia: la reducción de lo transpersonal a la esfera de lo pre-personal y la exaltación de lo pre-personal a la categoría de lo transpersonal.

 

El espectro de las patologías

Wilber retoma en este capítulo el tema de las patologías, clasificándo como: (a) trastornos psíquicos, entre los que coloca a las crisis espontáneas del despertar espiritual, a los episodios pesudopsicóticos y a la patología de los principiantes, aquella que puede afectar a los individuos que recién emprenden una disciplina espiritual. (b) trastornos sutiles, que incluyen: el fracaso en la integración-identificación, el pseudo nirvana y la pseudo-realización, y (c) trastornos causales en los que puede presentarse el fracaso en la diferenciación y el fracaso en la integración o, como la denomina "enfermedad del arhat".

 

El espectro de las terapias

Propone los procesos terapéuticos, así como las técnicas que responden más adecuadamente a las patologías y trastornos psíquicos, sutiles y causales.

 

Ojo a ojo: La ciencias y la psicología transpersonal

Este capítulo es una versión modificada del tema presentado en 1982, titulado "El ojo de la ciencia y el de la psicología transpersonal". La modificación consiste básicamente en la inclusión del término "ciencia superior" para referirse a aquella que trasciende el conocimiento dualista y en una presentación más amplia sobre el problema que presenta, para la psicología transpersonal, la prueba o verificación que exige la ciencia positivista.

 

La gran cadena del ser

Retomando el tema de la filosofía perenne, Wilber presenta la secuencia de la evolución y del desarrollo a través de una jerarquización o una ordenación de holismo creciente. Utilizando el término "holoarquía" de Koestler, describe el desarrollo secuencial a través de estadios de redes más y más inclusivas, más y más amplias o abarcantes, las que son capaces de influir sobre las totalidades infraordenadas. Vuelve a tratar sobre el tema de la Realidad como Espíritu ya presentado cuando escribe sobre la psicología perenne, e insiste sobre la importancia del reconocimiento de todos los niveles y dimensiones que la gran cadena del ser tiene para despertar a la conciencia última.

 

Caminos más allá del ego en las próximas décadas

En este capítulo Wilber presenta las diversas líneas de investigación en las que la teoría transpersonal puede llegar a alcanzar una importante relevancia en las décadas futuras. Entre éstas menciona: los estados y las estructuras evolutivas de la conciencia, las investigaciones interculturales sobre el desarrollo contemplativo, el papel que desempeñan los estudios transpersonales en la corriente mayor del posmodernismo, la reconceptualización de las distintas filosofías desde una perspectiva transpersonal, la relación de la psicosis con el misticismo. Replantea la relación entre los estados cerebrales y los estados de la mente, la relación entre los estados de conciencia y el material fisiológico-cerebral, así como el desarrollo de una cartografía más detallada del espectro evolutivo en las dimensiones convencional, contemplativa y patológica. Habla sobre la relación entre la teoría junguiana y la teoría transpersonal, entre marginalidad y normalidad en la evolución social, entre los tres grandes otros (cuerpo, naturaleza y mujer) y las grandes tradiciones, el "otro" de la naturaleza y su relación con el Espíritu y la relación entre la teoría y la práctica transpersonal.

 

The developmental spectrum and psychopathology: I. Stages and types of pathology

En este artículo Wilber presenta un resumen de su teoría sobre el espectro de la psicopatología. Un breve comentario sobre el espectro de la conciencia, sus estructuras básicas y las etapas del sí mismo o self , así como una revisión de los desarrollos más recientes en el campo del psicoanálisis, la psicología del ego y la teoría sobre las relaciones objetales. Termina exponeindo cómo estos descubrimientos encajan en el modelo del espectro de los desórdenes psicopatológicos.

 

On being a support person

El autor describe su experiencia como persona que apoya el proceso de su esposa quien lucha contra el cáncer a lo largo de cinco años. Se centra en las dificultades que una persona que apoya a personas que atraviesan por este tipo situaciones terminales o crónicas y describe los sentimientos normales que acompañan al facilitador de estos procesos, así como el papel social que estos juegan. Recomienda hacer un recuento de los propios recursos, y enfatiza la importancia que tiene trabajar con los sentimientos de resentimiento, de amargura y de auto-compasión que surgen durante el proceso de ayuda.

 

Transpersonal art and literary theory

Este articulo presenta una introducción de los elementos esenciales del arte y la teoría literaria desde la perspectiva transpersonal. Incluye la naturaleza y el significado del arte en general y de la interpretación literaria artística en particular, a la que Wilber se refiere como hermenéutica transpersonal. Habla de la importancia del trabajo artístico y de la interpretación artística desde una panorámica holística. Esta última implica una observación y una mirada cuidadosa a la red total de la evidencia. Entender una obra de arte significa entrar, hermenéuticamente, dentro de los contextos que determinan el arte, en una fusión de horizontes que amplían las fronteras de la autocomprensión, y por ello, de la conciencia. DE acuerdo a esta autor, el arte, en los últimos tiempos ha sido asociado con una transformación espiritual profunda.